Ciberpatrullaje de la Policía Nacional para identificar desinformación

Desinformación relacionada con el coronavirus en fuentes abiertas de información

Fecha

30 de marzo de 2020

Resumen

Desde marzo, la Policía Nacional publica reportes de ciberpatrullajes realizados por su Centro de Atención Inmediata (CAI) virtual con el propósito de identificar desinformación relacionada con el Covid-19 en internet.

Descripción

Con fundamento en el numeral 12 del artículo 15 de la Resolución 5839 de 2015 de la Policía Nacional, el Centro Cibernético Policial realiza ciberpatrullajes en la web con el propósito de identificar amenazas contra la seguridad ciudadana. Desde marzo, la Policía Nacional publica reportes periódicos sobre las actividades de ciberpatrullaje que realiza para identificar desinformación en internet. En estos documentos, la Policía reporta sobre distintos contenidos de desinformación relacionados con el coronavirus, clasificados en categorías como falsos anuncios del gobierno, contagio, consejos falsos de salud, falsas ofertas de empleo, entre otros. Las principales fuentes de verificación de la información de estos reportes son publicaciones de ColombiaCheck y La Silla Vacía, dos medios que se dedican a hacer verificación de hechos o fact checking. Los reportes incluyen links al trabajo de estos medios.

Además, la Policía también identifica sitios dedicados a realizar amenazas informáticas que pueden afectar el patrimonio de los ciudadanos, a través de malware, ataques de phishing y spam. Para estos sitios, la Policía informa cuántos han sido suspendidos, cuántos se encuentran activos y bajo proceso de verificación de las autoridades administrativas. A diferencia de lo que sucede en los casos de los contenidos de desinformación, la Policía no menciona los sitios o contenidos identificados.

Análisis

Linterna Verde

Excepcionalmente, la difusión de un contenido falso podría dar lugar a la investigación penal por un delito de injuria (señalamiento deshonroso) y calumnia (señalamiento de la comisión de un delito), siempre que dicho contenido se refiera a una persona en particular y se publique a sabiendas de su falsedad.

Sin embargo, a pesar de que en sus reportes la Policía se refiere a la posible comisión de delitos de injuria o calumnia, a la fecha no ha informado sobre la toma de acciones penales o administrativas (desactivación de URLs o cuentas) contra quienes publican o comparten los contenidos desinformativos.

En algunas organizaciones de la región existen preocupaciones por los riesgos que este tipo de patrullajes pueden generar para la libertad de expresión en internet. En Argentina, a un hombre se le inició una investigación penal por hacer un chiste en Twitter. Sin embargo, más allá del caso, la preocupación general está en cómo se afecta la libertad de expresión de los usuarios de internet cuando se sabe que cada publicación, incluso si es pública, puede estar siendo monitoreada por la fuerza pública. Es por esto que en Argentina, organizaciones de la sociedad civil han reclamado la expedición de una ley que regule y limite la posibilidad que tiene el Estado de adelantar este tipo de labores, acotándolas a ciertos temas y asegurando mecanismos de transparencia y rendición de cuentas.

Por su parte, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y su Relatoría Especial para la Libertad de Expresión (RELE) alzaron las alarmas por los ciberpatrullajes que se están realizando en Colombia y Argentina, recordando que los relatores especiales para la libertad de expresión indicaron que los Estados no deberían usar delitos para sancionar la difusión de desinformación relacionada con el coronavirus.

Actualizaciones

Sin actualizaciones.

Enlaces relevantes


Orden de la SIC a plataformas digitales de retirar anuncios sobre el coronavirus
Las grandes plataformas de internet intentan controlar la desinformación
Acceso
Privacidad
Control de contenidos
Transparencia